La mirada de un ardiente corazón

En tu espalda tatuado el corazón está, justo abajo de la nuca cual si fuera un abrazo terminando con un beso en esa misma posición la cual hace que pueda perderme entre tu olor, tu textura, tu color, tu movimiento y yo siento traspasar la barrera de piel, carne y hueso hasta quedar delante de ti y prenderme en llamas para consumirte cual oxigeno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s